domingo, 15 de febrero de 2009

El sueño del caracol

No nos damos cuenta, y por miedo no reaccionamos, no actuamos, nos quedamos paralizados, pensando que nos tomarán por locos, por unos desequilibrados.

Y no siempre tenemos una segunda oportunidad, o cuando vamos a reaccionar es demasiado tarde.

No tengáis miedo a ir y saludar a esa mirada con la que te cruzas cada día. Acercate a esa persona con la que llevas un rato cruzando sonrisas. Baila cerca, y dile algo sincero. Muestrate como eres, que es un NO, mejor haberlo intentado que pensar "que hubiera pasado si..." y vivir con esa incognita. O descubrir tarde que todo era como deseabas y no te atreviste a coger tu sueño y vivirlo.

Los perdedores no son los que fracasan si no los que ni lo intentan.

Así que vivid, Carpe Diem

Gracias Raquel.

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores